La Boda de Laura y Joni

 

 

 

   Cuando conocí a Laura y Joni me enamoré. si, si, me enamoré perdidamente de ellos. 

Son de esas parejas que, desde el primer momento te hacen sentir bien y te dan ese "no se qué" que hace que sientas mariposillas en el estómago. Esos son Laura y Joni. Tan especiales y tan cariñosos conmigo que, nunca, podré olvidarme de ellos.

 

   Les conocí en una feria, y Joni fue uno de los primeros novios a los que le gusté. Y me refiero a novios chicos. 

  Ya sabéis que, como soy un poquito (bastante) rosa, los chicos, a veces, se sienten intimidados conmigo. Cosa que no entiendo porque no hay color que le siente mejor a un chico, que el rosa. Pero bueno, es la verdad, les intimido. Aunque yo creo que, en realidad, es porque estoy muy gordita y, cuando me ven, como pensaban que iba a ser más delgadita, se asustan un poco, pero no creo que sea realmente por el rosa. 

  Bueno, que me lío, como siempre...

 

  Pues Joni se enamoró de mi (Madre mia! que no me oiga Laura que no quiero que se ponga celosa, pero es verdad, lo sé yo, que a él le gusté mucho. Y lo sé porque me lo dijo, jeje) Es más, hasta Laura le dijo cuando entraron por primera vez en mis saloncitos... Pero... No la ves muy rosa para ti? Y, Joni, decidido, le dijo que No, que yo era PERFECTA! 

Perfecta yo? Jamás me habían dicho eso y, mucho menos, un hombre! 

 

Ahí me enamoré perdidamente de ellos.

 

Desde ese momento, no pude dejar de pensar en cómo sería el día de su boda y ayudé, en todo lo que pude (tengo ciertas limitaciones con mis patitas y ventanas y no puedo hacer muchas manualidades) a mis haditas, a ponerme guapísima para su gran día.

 

 Mis haditas me prepararon con un montón de cosas personalizadas tanto por dentro (en mis saloncitos) como por fuera.

 

  En el saloncito principal colocaron los libros de firmas que, como anécdota, os contaré que tenían dos. Si si, dos! Ellos habían comprado uno de Mr. Wonderful porque les encantaba y, sus amigos, les habían regalado otro, igual, porque sabían que les gustaba mucho, así que, se juntaron con dos, pero... Mis haditas no lo dudaron ni un momento y, allí, en mi saloncito, que cabe de todo, pusieron los dos.

 

  En la encimera de la cocina, colocaron una cámara instantánea para que, los invitados, pudiesen hacerse fotos y divertirse conmigo para luego colocar esas fotos en los libros de firmas. 

Lo de la Cámara insta es una idea genial! No sabéis lo bien que se lo pasan los invitados con ella!! 

Además, para que pudiesen pegarlo en el libro, les dejaron wasi-tape y, por supuesto, bolis para que les dejasen unas bonitas palabras de ese día.

 

  También les regalaron unos cerditos de barro, vestidos de novios (no sabéis que cosa más mona por dios!) que, mis haditas colocaron en mi entrada, a modo de bienvenida para los invitados.

 

   Y, como Laura y Joni estaban en todo, nos trajeron marcos de fotos con fotos suyas para que pudiésemos colocarlos en mis estanterías.

 

  Así que... totalmente preaprada para el evento, sólo me faltaba el maquillaje (del que se encargaron mis haditas).

   Unos banderines en mi frontal, una señal de madera con indicaciones de la boda y el photocall, las inciales de los novios, en grande, colocadas en mi exterior y.... Lista para esperar el Gran día!

 

 

   Y, por fin, su gran día llegó y Laura apareció radiante, preciosa, con un vestido de Rosa Clará que parecía creado exclusivamente para ella. Qué feliz se la veía! Y qué emoción al verla yo! Un par de lagrimitas se me saltaron de lo preciosa que estaba (que yo tengo mis sentimientos y, cuando veo novias tan guapas y radiantes el día de su boda me emociono, que queréis que os diga). El ramo, precioso, era de Milenrama, en tonos pastel y con algún toque de color más fuerte. Super bonito!

 

 

Joni estaba... Qué deciros. Guapo no, guapísimo! Con un traje azul que le sentaba como un guante y pajarita y pañuelo a juego. Espectacular! 

Lo que me gustan a mi los novios con pajarita madre!

 

 

 

 

    La celebración tuvo lugar en La Quinta del Ynfanzón en Gijón y, a pesar de empezar ya desde por la mañana, duró hasta altas horas de la madrugada.

 

   No os podéis imaginar lo bien que me lo pasé. Bailé con todos los invitados, me hice fotos super divertidas, me reí un montón y disfruté, como una más, de un día tan maravilloso.

 

  Queréis ver lo guapos que estábamos todos ese día? 

 

  Venga que os enseño!

 

 

   Aquí me véis a mi, esperando a los invitados y maravillosamente retratada por las chicas de Pie de Foto.

    Que, por cierto, no os he hablado de ellas y, vamos! Menudo descubrimiento para mi!! 

  Son geniales! Absolutamente geniales!! 

  Divertidas, alegres, espontáneas.... y unas maravillosa fotógrafas!

  Hombre! Mirad lo bien que hacen fotos que yo me veo hasta delgada en ellas.... Qué bien me lo pasé con ellas! Cómo me divertí y, de verdad, que, que guapísima me sacaron!! 

 

     Chicas!! Este año tenemos que repetir, eh? Que los saraos con vosotras son de lo mejor!!!

 

 

 

   Y, aquí, LOS NOVIOS! Así con mayúsculas, porque no se merecen otra cosa.

Por que vivir la experiencia de estar con vosotros ese día tan especial y que me hagáis sentir parte de vuestro día, no tiene precio.

 Y porque sois muy muy TOP!!

 

No me digáis que no son unas fotos geniales? si es que tengo que quereros a todos a la fuerza. Me sacáis guapa, me divertí con vosotros lo indecible, me lo pasé en grande con los invitados y, sobretodo, tuve agujetas hasta en las bisagras durante una semana de lo que bailé y me reí. 

 

 

Y, por último, dos fotos que demuestran lo que dio de si la fiesta y lo que dan de si mis saloncitos, jeje.

 

Quien dijo que yo era pequeñita? Mirad la de gente que cabe sólo en uno de ellos! Y lo bien que se lo pasan conmigo (y yo con ellos, jiji)

 

 

     Y, sólo me queda daros las gracias Laura y Joni, por dejarme compartir con vosotros ese día tan especial y hacerme partícipe del fiestón que organizastéis.

 

   Un beso enorme chicos!!!

 

 

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0